Alta Cocina: Miguel Caiceo en Río Grande


Alta Cocina: Miguel Caiceo en Río Grande

 

Miguel Caiceo, actor y pintor, es un artista todo terreno. Actor de décadas y pintor contemporáneo. Un amante de la ciudad que visita Río Grande para degustar y preparar este Bacalao a la Bilbaína, uno de los platos imprescindibles de la carta de este mítico establecimiento sevillano”.

“Me parece maravilloso que Río Grande esté a pleno rendimiento, es un clásico de la gastronomía y de la comida andaluza. Las vistas son impresionantes. Me acuerdo de pequeñito que mi padre nos llevaba en celebraciones especiales y vimos una vez una vez a Don Juan de Borbón”. Y es que para Miguel, amante de la cocina “la buena comida y el buen sabor, es arte”. Arte que se crea también a orillas del Guadalquivir. “Es espectacular que se cultive la comida andaluza y Río Grande es un clásico que lleva muchísimos años dando calidad. Destacaría el trato humano, es fabuloso. Río Grande es un valor seguro”.
Su trabajo tiene mucho que ver con la cocina. “Cuando un plato está hecho extraordinariamente, es una manera de hacer arte. Como está puesto, preparado, como huele… y cuando lo pruebas y se conecta con el paladar, ahí pasa algo. Ese algo es una obra de arte. Para tener ese minuto en la boca, han trabajado mucha gente”.
Amante de su ciudad, acaba de viajar a Nueva York, “era un sueño para mí. Pero nunca me ha gustado más Sevilla que cuando he estado fuera. He visto cosas maravillosas y únicas, pero los sitios de Sevilla y como la vivo… Le pido a Dios morir en Sevilla, la tierra de María Santísima”. ◉

Bacalao a la Bilbaína

-1 kg de Lomo de Bacalao fresco
-500 g de patatas
-2 dientes de ajo
-1 guindilla
-1 cuchara sopera de pimentón de la vera
-80 g de mantequilla
-100 g de aceite de oliva virgen extra
-1/2 manojo de cebollino
-Sal fina
Pondremos a cocer las patatas con la piel en agua fría y sal. Una vez cocidas, las pelamos y machacamos con un tenedor. Una vez machacadas, echamos el aceite de oliva virgen extra y la mantequilla, ponemos a punto de sal y echamos el medio manojo de cebollino picado.
Laminamos los dos dientes de ajo y la guindilla y ponemos a calentar con los cien gramos de aceite de oliva virgen extra cuando el ajo empieza a bailar. Tras ello, apartamos. Pondremos el bacalao al horno, previamente calentado a 180º, nueve minutos. Una vez cocido, le echaremos el pimentón de la vera, pondremos de base la patata al mortero, el bacalao encima y vertemos dos cucharas soperas de salsa bilbaína.

 

Fuente: Revista El Escaparate

Texto y fotos: Javier Comas

Hay 1 comentario

Add yours