El nuevo plan turístico de Sevilla centrará los recursos en la Alameda y Triana


El nuevo plan turístico de Sevilla centrará los recursos en la Alameda y Triana

El Ayuntamiento potenciará los atractivos de ambas zonas para ampliar el circuito turístico de la ciudad de Sevilla

El circuito turístico de Sevilla que va desde el Real Alcázar a la Catedral, la Torre del Oro y el barrio de Santa Cruz se ha quedado pequeño para la enorme demanda de visitantes que recibe la ciudad. El nuevo plan que elabora el Ayuntamiento, en colaboración con los colectivos profesionales, empresariales y vecinales, aborda esa necesidad de ampliar el espacio, potenciando los atractivos de zonas como Triana, la Macarena y la Alameda.

Ese será uno de los bloques que abordará la estrategia turística municipal, que tendrá que estar lista de aquí a un mes. Ese es el plazo que se ha marcado el consistorio, según ha avanzado este jueves el delegado de Turismo y Hábitat Urbana, Antonio Muñoz, tras reunirse con portavoces del sector turístico de la ciudad.

Aumentar el circuito de visitas

El edil ha reconocido que «partimos de un diagnóstico que certifica la excesiva concentración en el entorno de la Catedral», lo que hace necesario «ampliar el espacio en el que transcurre la experiencia de los que nos visitan». En vista de la demanda, resulta lógico que los barrios por los que se amplíe ese circuito sean Triana y la zona norte del Casco Histórico. «El plan pretende poner en valor sus elementos patrimoniales y crear nuevos productos turísticos que seduzcan a los que vienen a la ciudad», ha señalado el delegado, sin precisar si el programa plantea nuevas obras.

Marca Sevilla

Otro de los objetivos será reposicionar la marca Sevilla, que está, sin duda, de moda. Hablar de la ciudad en los mercados internacionales «resulta bastante atractivo» y la mejor muestra es la cantidad de cumbres y congresos que se celebrarán aquí el próximo año. Pero no hay que confiarse y más que nunca «es necesario aprovechar esa popularidad para consolidar la imagen» y atraer a visitantes de algo poder adquisitivo, ha continuado Muñoz. Las miras están puestas en el turista de larga distancia, de que «ya se ha demostrado que hace un gasto seis veces superior al nacional o al que procede de países vecinos».

Pisos turísticos

El último pilar de este plan será la gestión del fenómeno de los alquileres turísticos, que genera una enorme preocupación en el sector. La competencia desleal que hace a los establecimientos tradicionales y los conflictos vecinales que está generando son motivos de peso para buscar soluciones. El responsable municipal de Turismo ha asegurado que se asumirán medidas, aunque aún están por definir. Para ello se está tomando como ejemplo lo que hacen otras ciudades como Madrid, Barcelona y San Sebastián, que son las que más han avanzado sobre este asunto.

Entre las iniciativas puestas en marcha está la elaboración de un censo de las zonas con más saturación de viviendas turísticas y el análisis de la oferta ilegal que está publicada en los portales. Hace meses que el consistorio trabaja en ese documento de trabajo, aunque todavía no lo ha logrado cerrar. Destaca Muñoz que se está en el momento de chequeo y, una vez finalizado ese análisis, se procederá a plantear las medidas necesarias para mejorar la situación.

Artículo extraído de Periódico ABC: Martos, Elena. (23/02/2018)

Aquí el artículo: http://bit.ly/2GDNeAW