Terraza de los Limoneros y embarcadero de Carmen la Cigarrera

02 Terraza de los Limoneros

Carmen fue una gitana cigarrera y trianera, un mujer fatal de voluptuosa belleza, libre, descarada y que según dicen, volvía locos a los hombres. Su vida y muerte, entre el primer cuarto del siglo XIX, generaron una leyenda popular y uno de los grandes mitos-leyenda de la ciudad de Sevilla.

El novelista francés Próspero Merimée la conoció personalmente y en 1845 escribió un drama en el que Bizet se basaría treinta años después para componer su bellísima ópera, que ha servido para que personas de todo el mundo conozcan la ciudad y su época.

El mito de Carmen gira en torno a esta hermosa y sensual cigarrera, empleada de la Real Fábrica de Tabacos de Sevilla. Si bien tanto la actual sede Universitaria como la Real Maestranza, otro de los escenarios de la internacional obra, son conocidos y puntos clave en el desarrollo de esta historia, pocos saben que podemos encontrar pequeñas joyas desconocidas al público como el embarcadero situado en el acceso al Guadalquivir del Restaurante.

Este pequeño embarcadero, que existía años antes de la construcción del Puente de San Telmo,  y era uno de los principales nexos y puntos de acceso entre Triana y Sevilla cuando los puentes no eran ni un proyecto aún. Cada día cruzaban cientos de barcazas en uno y otro sentido llevando trianeros a Sevilla y sevillanos a Triana, y es el punto por el que según grabados y cuadros de la época, cruzaban las Cigarreras cada día camino de la Fábrica y, entre ellas, Carmen.

no images were found

Todos los Logos RG