Río Grande, un paraíso terrenal a orillas del Guadalquivir


Río Grande, un paraíso terrenal a orillas del Guadalquivir
El restaurante, que lleva seis décadas siendo un referente en la ciudad de Sevilla, ha sabido adaptarse a los tiempos con su nueva cocina y nueva carta donde la tradición y la vanguardia se dan la mano.

Entre el bullicio de la ciudad, el estrés y las prisas, se descubre un paraíso terrenal donde poder escapar sin perderte del todo. Se antoja un lugar idílico, en un marco incomparable frente a la Torre del Oro y nuestra bella giralda rematando el fondo de tan perfecta estampa. Se sitúa entre los 50 lugares más románticos del mundo para una cena.

A los pies del Guadalquivir, donde el ruido no pasa la frontera de la blanca verja, se descubre Río Grande, cuyo nombre ya lo dice todo. Ha sido testigo del transcurrir de más de 60 años de historia. Por sus mesas han pasado grandes personajes ilustres de nuestro país, sus paredes han memorizado anécdotas de la esfera más íntima de la realeza y guardado entre sus añejos muros secretos de Estado. Su terraza es balcón de Andalucía para turistas y apasionados del buen gusto y la atención de sus empleados exquisita y de perfecta educación.

El secreto de que este mágico restaurante naciera en un siglo y continúe igual de vivo en otro no es más que el saber adaptarse a los cambios. Nunca hay que quedar dormido ante el paso del tiempo, y Río Grande sigue despierto como el primer día, renovando su cocina para adaptarse a los nuevos tiempos.

Como dice el chef: ” Hay que cocinar como la tradición manda pero con toque vanguardista”, y esto no es otra cosa que cocinar los productos tradicionales de nuestra tierra con nuevas técnicas, lo cual permite exprimir, aun más si cabe, el sabor de los platos y la mezcla de ingredientes.

Sin perder su esencia, Río Grande ha sabido estar siempre al día en cuanto a técnicas se refiere, pero sin dejar en el olvido los platos que caracterizan la típica carta sevillana, siendo los más solicitados por los clientes. No puedes marchar de la mesa sin probar el pescado frito, recién traído de la mar, y los arroces, como la tradicional paella de pescado y marisco o el arroz negro con sepia, gambas y almejas.

Si la carta es exquisita, el compromiso con la calidad de sus productos es supremo, asegurándose de la frescura cada ingrediente, analizando su procedencia, y evaluando cada sabor para hacer una perfecta combinación.

En los salones de Río Grande se han dado cita los mejores eventos de la ciudad, desde presentaciones de marcas, aniversarios, desfiles, convenciones o almuerzos de empresa hasta eventos personales como bodas, bautizos, comuniones o aniversarios de muy alta categoría. Cuenta con dos grandes salones, que entre ambos dan servicio a más de 400 comensales. A ello habría que sumarle las capacidades de las terrazas.

Sin lugar a dudas, este restaurante es emblema de Sevilla por su categoría, sus productos, la calidad de los mismos, el servicio y la tradición e historia del lugar, cuyos muros parecen susurrarte al oído viejas anécdotas. Pero, sobre todo ello, está su ubicación, marco incomparable para los almuerzos de otoño, tardes de primavera o las noches de verano.

Dirección: Calle Betis, 69

Reservas: 954 273 956 / reservas@riogrande-sevilla.com

Fuente: ABC, Pág. 29 Lunes 9 de Julio de 2018

Descarga aquí el reportaje

Hay 1 comentario

Add yours